Darío García Calderón tiene 23 años, es alumno del Máster Universitario en Investigación Clínica y Aplicada en Oncología de la Universidad Centro de Estudios Universitarios San Pablo (CEU), de España, y tuvo una idea innovadora: fabricar órganos con impresoras 3D para ensayar cirugías oncológicas de alta complejidad. Con su proyecto bajo el brazo, se presentó ante el jurado del concurso “El Ser Creativo” y ganó el primer premio en la categoría “Mejor idea para cambiar el mundo”.

La iniciativa, denominada Cella Medical Solutions, pretende ayudar a los cirujanos para que sean más precisos en los procedimientos quirúrgicos. De esta forma, los médicos podrían planificar y ensayar las cirugías sobre los órganos internos artificiales –fabricados mediante impresión tridimensional- antes de las operaciones reales.

El jurado del certamen seleccionó la idea de García Calderón por su viabilidad, su creatividad, sus múltiples posibilidades y su potencial impacto positivo en la sociedad.

Desarrollada por el departamento de Ingeniería en Sistemas de Telecomunicación y por el Instituto Tecnológico de Murcia -ambos de la Universidad Católica San Antonio de Murcia-, esta herramienta promete mejorar los resultados de los tratamientos y, además, cumple una función educacional para cirujanos principiantes.

Hoy en día, luego de escanear el órgano real del paciente a través de imágenes como ecografías, resonancias magnéticas y tomografías computadas, la impresora realiza mamas e hígados.

DATO: La Plataforma de Oncología del Hospital Quirónsalud de Torrevieja está testeando los órganos impresos para evaluar su utilidad.