Todos los años, en el mundo, se producen 390 millones de nuevas infecciones con el virus del dengue, de las cuales alrededor de un cuarto tiene manifestaciones clínicas. Para identificar áreas vulnerables, disparar alertas tempranos, disminuir los costos de atención y bajar los índices de mortalidad, investigadores mexicanos están trabajando en una plataforma geoweb integral que, basada en el análisis espacial y el uso de sensores remotos, sea capaz de recopilar, procesar, analizar y difundir la información sobre brotes o riesgo de ellos de manera oportuna.

El objetivo es que la plataforma “emita boletines, alertas y notificaciones en tiempo real (epidemiológicas y de áreas de riesgo) con enfoque multidisciplinario”, explicó a E-Health Reporteruno de los líderes de la iniciativa, el Dr. Luis Alberto Olvera Vargas, del Laboratorio Nacional de Geoprocesamiento de Información Fitosanitaria (LaNGIF) de la Coordinación para la Innovación y la Aplicación de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

El proyecto, bautizado “Plataforma de Vigilancia Sindrómica y Alerta Epidemiológica de Vectores en Salud Humana apoyados en Sensores Remotos y Geotecnologías”, cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México y la Agencia Espacial Mexicana (AEM). Y se basa en el principio de que para abordar las enfermedades infecciosas transmitidas por vectores no alcanza sólo con la parte médica o de salud pública, sino que también es necesario contemplar los factores ecológicos, biológicos y geográficos.

Uno de los pilares de la iniciativa es el análisis espacial-temporal a partir de la integración de imágenes de alta resolución procedente de satélites o vehículos aéreos no tripulados (VANTs) y de modelos de distribución ecológicos y antrópicos que basan sus predicciones en la correlación observada entre variables climáticas y la presencia o ausencia de especies (como mosquitos transmisores de la enfermedad). Así, por ejemplo, se podrá identificar que determinada población o área geográfica está en riesgo de sufrir brotes de dengue u otra patología infecciosa, lo cual permitirá implementar acciones preventivas y de detección precoz.

El sistema se alimenta también de una aplicación móvil, que tendrá la posibilidad de capturar información observada en terreno por los médicos o profesionales de la salud. O incluso reportes de su enfermedad que hacen los propios pacientes “empoderados”. “Es como Facebook: una persona publica cómo se siente y esa información secundaria es un dato de los padecimientos de una persona en una región”, comparó Olvera.

“Esa información se almacenará en la memoria del teléfono y posteriormente será enviada a un servidor de base de datos de una manera sencilla, rápida y eficaz. Además de estas funciones, la aplicación también realizará una serie de validaciones en la información que se captura para garantizar su veracidad”, añadió.

Las alertas rápidas podrán ser visualizadas en tiempo cuasi-real en el portal de la plataforma o mediante el envío de un correo electrónico o mensaje de texto a las personas registradas.

Por ahora, la plataforma se está ensayando en dos regiones del estado de San Luis Potosí, en el centro del país. “Pero la perspectiva que tenemos es extrapolar esta metodología a nivel nacional en un plazo de dos a cinco años”, anticipó Olvera.

Fuente:  http://conacytprensa.mx/index.php/centros-conacyt/cinvestav/14115-uaslp-invita-al-seminario-internacional-de-geomedicina-y-vigilancia-epidemiologica