Profesionales del Hospital General de Massachusetts de Estados Unidos están desarrollando un dispositivo llamado D3 System para detectar cáncer de forma más rápida y sencilla. El equipo está liderado por los doctores Ralph Weissleder y Hakho Lee, miembros del Center for Systems Biology del hospital.

Con esta nueva herramienta, los profesionales de la salud podrían encontrar células cancerígenas con un celular en sólo una hora. Los creadores aseguran que es una tecnología económica, eficiente y sencilla de usar.

¿Cómo funciona?

  1. El médico extrae células de una muestra de sangre, una biopsia o un examen de Papanicolaou, según el órgano donde se sospechen formaciones cancerígenas.
  2. Coloca las muestras en una pequeña platina que se inserta en el dispositivo, sujetado junto a la cámara del smartphone.
  3. El sistema procesa la sangre o el tejido enviándole pequeños anticuerpos que detectarán células cancerígenas y brillarán o enviarán una señal, depende de cada caso.
  4. El profesional alumbra la muestra con una luz led y toma una foto en alta resolución, obteniendo una imagen en la que se podría percibir el resultado del estudio.

¿Por qué?

La motivación de Weissleder para construir esta tecnología fue simple: mejorar la asistencia médica en las zonas remotas de África. Tras visitar diferentes países del continente, observó que hay pocos patólogos en la región y que los resultados de laboratorio toman mucho tiempo. “La gente camina veinte millas para obtener una respuesta de por qué está enferma, no puede volver al día siguiente”, expresó el Dr. Weissleder. Allí, notó que una gran parte de la población utiliza smartphones, por lo que decidió crear el D3 (digital, diffraction, diagnosis).

Para contrarrestar las problemáticas energéticas que suelen presentarse en África, el dispositivo cuenta con una pequeña batería extra.

A prueba

En su primer testeo, D3 pudo clasificar muestras de cuello de útero en “alto riesgo”, “bajo riesgo” y “benigno”. En una segunda prueba, diferenció células de cuatro pacientes con linfoma y cuatro con tumores benignos.  En un futuro próximo, el equipo recibirá financiamiento del National Institutes of Health para hacer un piloto en África. “Estoy seguro de que en un futuro podremos detectar otras enfermedades con este mismo sistema”, confía el doctor Weissleder.

DATO: Si quiere contactarse con el doctor Weissleder o realizar una donación para el proyecto, puede escribir a mghdevelopment@partners.org.